PRESENTADO EN CASA DE AMÉRICA EL LIBRO “LAS INDUSTRIAS CULTURALES Y CREATIVAS: EVOLUCIÓN Y PERSPECTIVAS”

Es la primera publicación de la Cátedra Iberoamericana “Alejandro Roemmers”

En Casa de América de Madrid se ha presentado el libro Las industrias culturales y creativas: evolución y perspectivas, editado por la Cátedra ‘Alejandro Roemmers’ de Industrias Culturales y Creativas (UMH), y coordinado por Juan José Sánchez Balaguer, Santiago Arroyo Serrano, José Francisco Parra Azor y Antonio J. Verdú Jover.

Asistieron al acto el embajador de Nicaragua en España, el escritor Carlos E. Midence y otros representantes diplomáticos iberoamericanos, así como directivos del Ministerio de Cultura, de otras instituciones, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y el concejal de Industria y Modernización, Miguel Ángel Fernández. También han estado presentes el presidente del Círculo Intercultural Hispano Árabe, Abdo Tounsi; el secretario académico de la Cátedra IARICC, José Francisco Parra Azor, y la presidenta de la Asociación España Creativa, Belén Díaz, entre otros miembros de entidades culturales.

Durante la presentación, Luz Amparo Medina ha hecho hincapié en la necesidad de dedicar un mayor esfuerzo y compromiso de los países al ámbito cultural. Asimismo, ha destacado la importancia de profundizar en la aplicación de la Carta Cultural Iberoamericana (CCI), un proyecto político que sienta las bases para la estructuración del Espacio Cultural Iberoamericano (ECI) e impulsa la cooperación cultural en la región, promoviendo la diversidad cultural y la protección del acervo cultural iberoamericano.

En este sentido, la Directora General de Cultura de la OEI ha destacado la labor que este organismo viene realizando en materia cultural, como por ejemplo,  el Observatorio Iberoamericano de Cultura (OIBC), una iniciativa creada a partir de las Conferencias Iberoamericanas de Cultura que tiene como fin fomentar espacios de cooperación cultural basados en la recopilación, sistematización y difusión de la cultura.

Por su parte, la directora general de Industrias Culturales y Cooperación (Ministerio de Cultura) comenzó su intervención agradeciendo a la Cátedra Iberoamericana ‘Alejandro Roemmers’ su invitación para intervenir en la presentación del libro y manifestó el apoyo que su dirección general presta al fomento y modernización de las ICC como un sector estratégico para el crecimiento económico y para el empleo. “Quiero remarcar esta idea –señaló Adriana Moscoso-, porque muchas veces existen concepciones erróneas sobre las ICC. Muchos se quedan en el valor de lo cultural como creador de valores y de cohesión social, obviando su importancia económica y resaltando su carácter vocacional. Estos son aspectos a los que, desde luego, el Ministerio da la máxima importancia. Pero queremos decir alto y claro que las ICC son también una profesión, y que, además, su potencial para la generación de riqueza y empleo es mayor que el de otros sectores”. Para reforzar este punto, la directora general recordó que en 2016, la contribución al PIB de las ICC, según la cuenta satélite de la Cultura 2016 fue de un 2,5%. Y si se considera el conjunto de actividades económicas vinculadas con la propiedad intelectual, la contribución fue de un 3,3%. Y en lo que se refiere al empleo cultural en 2017, ascendió a 687.200 personas, lo que significa un 3,7% del empleo global. El incremento interanual ha sido de un 4,7%, lo que es más que significativo del valor estratégico de las ICC y de su potencial para la creación de empleo, que resulta cada vez más reducido en otros sectores.

Agregó Moscoso que este potencial de las ICC ha sido advertido hace tiempo por las instancias internacionales. Y, coincidió con el resto de ponentes, en que Iberoamérica existen iniciativas muy interesantes, como la estrategia del nuevo gobierno colombiano de la Economía Naranja, que están creando cada vez una mayor riqueza y diversidad cultural dentro de nuestra comunidad iberoamericana. Pero, para Adriana Moscoso, este potencial no se queda ahí. Y es que las ICC, por su valor simbólico, generan un “efecto arrastre”, que fomenta el crecimiento de otras áreas económicas como el turismo: crean e inspiran tecnologías y servicios digitales. Y producen beneficios para la educación, la inclusión y la innovación social. En definitiva, crean una marca-país con sinergias positivas para otros muchos sectores.

Por su parte, Enrique Vargas afirmó que la institucionalidad cultural iberoamericana ha estado comprometida con la cultura y el desarrollo sostenible desde sus diferentes ámbitos y, en este sentido, múltiples manifestaciones de las Conferencias de Ministros de Cultura de la región han plasmado ese compromiso, incluido en las acciones y desarrollos de los programas de cooperación. Desde esta visión de conjunto, y considerando al Espacio Cultural Iberoamericano en sus ejes estratégicos (cultura, desarrollo y promoción del diálogo de políticas culturales y la integración regional), se propone orientar el futuro informe bianual en tres direcciones: convergencias, transversalidad e interacción.

A modo de ejemplo, Vargas citó programas como el Observatorio de Cultura, la formulación de indicadores y elaboración de cuentas satélite, los emprendimientos en las industrias culturales y creativas o los programas de movilidad de artistas y gestores culturales y el intercambio de buenas prácticas incluidos en la agenda de trabajo de la OEI, avances significativos que, articulados con las experiencias que en la misma línea, vienen desarrollando los programas de cooperación cultural bajo la coordinación y liderazgo de la SEGIB lo que permitirá cruzar información, analizar impactos y visibilizar realizaciones compartidas.

En igual sentido, valoró Enrique Vargas la convergencia de la agenda del Espacio Cultural con las actividades que realiza la Organización Internacional de la Juventud (OIJ), máxime a partir de la aprobación en Cartagena de Indias del Pacto Interamericano de Juventud, acuerdo programático que reconoce la centralidad de la participación de los jóvenes en la consecución de las Metas y Objetivos 2030. Y subrayó los principios rectores del Espacio Cultural Iberoamericano: “Transversalidad en relación a los otros espacios del sistema como el Espacio del Conocimiento (EIC), el Espacio de Cohesión Social, el Programa de Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur y Triangular PFCSSYT). Reconocer el valor de la Carta Cultural Iberoamericana de 2006. Fortalecer el diálogo sobre políticas culturales en la región como un elemento que contribuye a la integración regional. Contribuir al desarrollo de una economía de la cultura en la región de alto valor añadido. Convertir el conjunto de afinidades históricas y culturales en un instrumento de unidad y desarrollo, basado en el diálogo, la cooperación y la solidaridad”.

El acto se inició con la intervención del codirector de la Cátedra, Juan José Sánchez Balaguer, quien explicó que el libro hace un recorrido por los veintidós países iberoamericanos, a través de los textos de especialistas que ofrecen una visión actual de las ICC y muestran el estado de la cuestión y los retos del sector para la puesta en marcha de proyectos en cooperación. A través de estas páginas, se aproxima al lector a la evolución y panorámica actual de la situación desigual y perspectivas del sector, sus puntos fuertes y débiles, amenazas y oportunidades en el desarrollo de la economía creativa en cada uno de los países. Además –subrayó-  la obra contribuye a la creación de una red de trabajo para la consolidación del Espacio Cultural Iberoamericano, estableciendo puentes que permitirán compartir información e iniciativas, y fomentar la colaboración y cooperación a través de adecuadas estrategias de difusión.

A continuación, hizo uso de la palabra Norman García-Paz, embajador de Honduras y decano del grupo de embajadores de América Latina y el Caribe (GRULAC), acreditado en España, quien afirmó que tras estudiar conceptos relativamente nuevos como competitividad y competencia, estaba realmente sorprendido por el alcance del concepto de Industrias Culturales, muy interesante sin duda porque se refiere a las empresas e industrias que producen cultura con fines lucrativos. Expresó su satisfacción por el desarrollo que van alcanzando las industrias creativas en los distintos países iberoamericanos, tal y como se refleja en el libro, y concluyó afirmando que él estaba en la mesa presidencial por su condición de decano, pero quien realmente debería intervenir en el acto era el embajador de Nicaragua, Carlos Midence, dada su condición de intelectual y escritor reconocido.

46249430702_a1d02df976_o 46249429002_151f087fc6_o 46249428072_09c364a811_o 46249427202_69b974a5e4_o 46249426142_5da63f6b8e_o 46249424452_fd663cf927_o 46249425142_899f4efa39_o 46249429882_1d7f72ba42_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>