Nuevas tecnologías y patrimonio

Para Acción Cultural Española las nuevas tecnologías son “una herramienta cada vez más indispensable para profesionales del sector y para el conocimiento cultural de nuestra sociedad”. En la Creative Industries Global Conference se intercambiarán investigaciones, conocimientos y estudios sobre el desarrollo de las nuevas tecnologías, el impacto que tienen en la industria cultural y en la sociedad, así como los desafíos que plantea la transformación digital en la cultura: por ejemplo, la protección de la propiedad del patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital en el entorno digital.

La digitalización de este patrimonio tiene un impacto positivo en la educación y en el fomento de la cultura, contribuye al desarrollo social y económico, como hemos ido mencionando. La parte negativa es que se hace necesario aplicar medidas de protección para que estas creaciones queden amparadas por un sistema registral para la propiedad intelectual. El depósito legal, el ISBN, el ISSN o el copyright son instrumentos que tienen como misión la preservación de los derechos de autor, pero también facilitar el acceso a este contenido a nivel global. El libre acceso es una manifestación del derecho humano a tener acceso a la cultura y la digitalización lo hace posible con una facilidad nunca antes vivida. Artistas, escritores, ilustradores, informáticos, etc. distribuyen sus proyectos, contenidos, obras, en redes sociales, blogs, páginas web, y este hecho representa que la digitalización ha transformado la forma en que el autor concibe su obra. Las licencias Creative Commons son un ejemplo de ello.

Este nivel de difusión hubiera sido impensable hace dos décadas y lo que se consigue es proporcionar un espacio donde la creatividad, la ilusión y la innovación se desaten y surjan así nuevos modos de expresión, en un entorno donde no existen fronteras ni ataduras. La cultura siempre se ha compartido, es el principal fin. Sin público la cultura sigue siendo cultura, pero pierde su principal fundamento, que es compartir, ayudar, entretener, educar, a las personas. Las nuevas tecnologías la han democratizado finalmente y esto, aunque es tremendamente positivo, también tiene una parte negativa. Esta facilidad de difusión también supone un esfuerzo mayor en la protección de los derechos de autor. La cultura es para todos, pero hay que protegerla pensando en las características de este contexto. Es decir, si el entorno digital es un sistema abierto y de libre acceso, no tiene sentido aplicar medidas cerradas y restrictivas, sin olvidar, sin embargo, que, para contribuir al desarrollo cultural, social y económico, la propiedad intelectual tiene que ser protegida.

Ante la realidad tecnológica, las instituciones europeas han advertido sobre «los desafíos que plantea el depósito del patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital en un entorno digital y han propuesto soluciones cuyo objetivo es la exploración de nuevas técnicas de recogida de material en línea con fines de difusión y conservación».

En la segunda edición de la Creative Industries Global Conference tratará este y otros aspectos de la transformación digital los días 24 y 25 de octubre en Orihuela (Alicante), en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Orihuela, organizada por la Cátedra Iberoamericana Alejandro Roemmers de Industrias Culturales y Creativas de la Universidad Miguel Hernández.

contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>